Luis Cruz: «Ayudar a los demás no es solo un deber, es más bien la felicidad que aporta»

Luis Cruz, presidente de la Federación de Asociaciones de Apoyo al pueblo saharaui, que con su proyecto “Vacaciones en Paz”, que se presenta para estos meses de verano, facilita que los niños y niñas saharauis sean acogidos por familias españolas, con el objetivo de transmitir a todos la urgente necesidad de resolver los conflictos y la situación en la que se encuentra inmersa el Sáhara Occidental.

¿Con qué objetivos nace la Federación de Asociaciones de Apoyo al pueblo saharaui?

La Federación Amigos del Sáhara se creó en el año 1998, y a partir de ahí, se han ido incorporando asociaciones de otros pueblos que se han ido creando.

Ahora todos formamos una familia muy amplia y numerosa por toda la provincia de Huelva, somo en total dieciséis asociaciones activas, pero legalmente constituidas y en el registro de la Delegación de Justicia de la Junta de Andalucía de Huelva, están registradas veinte. Hay asociaciones que pasan por algunos baches, hasta que llegan personas nuevas que las vuelven a poner en órbita, estos son cosas que pasan en todos los colectivos, pero todos estamos haciendo un buen trabajo, y nuestro objetivo principal es que todos estos niños que vienen en “Vacaciones en Paz”, conozcan su país, la paz, la libertad y la felicidad que tanto se merecen, porque no hay que olvidar que estos niños son refugiados políticos, por lo tanto está es nuestra lucha, que vuelvan a la tierra libre.

España en su momento no lo hizo bien, porque abandonó a este pueblo, y no hay que olvidar que el Sáhara sigue siendo una colonia española, y esto es un conflicto colonial por concluir. Toda lucha tiene esperanza y nosotros no la perdemos, todos los gobiernos y gobernantes han ido de la mano del ocupante, por motivos de intereses, pero la causa saharaui no tiene vuelta atrás, y la historia nos pondrá a cada uno en su sitio

 

Cada año que pasa se van uniendo más personas a estas asociaciones, ¿no?

Sí, no solo se integran asociaciones, sino también cooperantes y voluntarios. Hace poco hemos mandado un buen envío de ayudas humanitarias al campamento, dos plataformas frigoríficas y con 50 mil kilos de ayuda humanitaria, para poder conseguir esto, hay que moverse y trabajar mucho.

Las asociaciones de los pueblos van a los colegios, a los internados, a las asambleas locales, asimismo, los diferentes partidos políticos, la Diputación, empresas y la Universidad de Huelva también aportan y colaboran. La provincia de Huelva muestra siempre su solidaridad con los refugiados saharauis, lo mismo en el proyecto de “Caravana” que en “Vacaciones en Paz”.

En “Caravana” mandamos también proyectos importantes, en la escuela donde están chicos y chicas haciendo los estudios de Bachiller, estudios preuniversidad, esto es un internado donde duermen y se quedan, y hay profesores cubanos, esta escuela se llama Simón Bolívar, su nombre se debe a que en los tiempos de Chávez, el mantenimiento de este internado lo mantenía el gobierno venezolano, ahora con la situación que se está viviendo en Venezuela, el gobierno nos pidió que pusiéramos una atención especial a este centro, ya que hacía una función muy importante, los niños que salen de esta escuela van a hacer sus carreras a otros países.

También hemos ayudado con otro internado, es otro proyecto relevante, que aportó el ayuntamiento de Zalamea, a nosotros nos pidieron la necesidad de mandar camas, literas, almohadas, colchones, ya que los niños dormían en el suelo, y así lo hicimos.

También hemos llevado proyectos a guarderías, colegios, al Centro de la Mujer, hemos hecho una gran labor y hemos enviado un envío de ayudas a la “Caravana”, que todo el mundo ha visto la entrada de camiones y el reparto de comidas a familias en los campamentos.

 Hemos sido testigos y comprobado que la ayuda humanitaria llegue a su destino, llega a las familias que más lo necesitan, y estos son los verdaderos beneficiarios, esto lo ha visto todo Andalucía, porque hemos mandado fotos, vídeos, reportajes y este es nuestro trabajo, hacer que todo llegue bien a cada sitio.

Estamos muy contentos, es una gozada y una satisfacción la que aporta todo estos proyectos, cuando se ve el trabajo de tanta gente e incluso el sacrificio que a veces conlleva, es todo un orgullo. La solidaridad no es dar un mendrugo de pan a un necesitado que te encuentras por la calle, la solidaridad significa lucha y sacrificio.

Nosotros estaremos ahí y seguiremos estando para enseñarles a estos niños su libertad, sus abuelos, maestros y profesores ya les explican porque están en Argelia, ellos saben porque están allí, y cuando se tiene una conversación con ellos, da la sensación de que estás hablando con una persona más mayor a la edad que tienen, te hablan de la situación que viven con mucha madurez. Por eso, el proyecto “Vacaciones en Paz”, enriquece mucho a los niños, perfeccionan el español, se relacionan con niños, con sus familias españolas, y descubren cosas que allí no tienen, se forman y nunca olvidan su estancia en España con su familia.

Uno de los logros más importantes del proyecto “Vacaciones en Paz”, son los lazos entre dos pueblos y entre familia española y familia saharaui, que dura para toda la vida, son lazos de hermandad. Estos niños son el motor que han provocado todo el sentimiento de solidaridad que hay ahora mismo en España. Son miles de familias las que acogen en estos meses próximos a niños saharauis. Cuando la familia española le coge cariño a los niños, cuando visitan los campamentos para ver a sus familias biológicas, el corazón se les mueve, porque lo primero que se contempla al llegar allí es una tragedia humana.

 

¿Cuáles son las sensaciones que te transmiten, tanto cuando los niños vienen a España como cuando vuelven al Sáhara?

La experiencia para la familia es positiva en todos los sentidos, a veces llega un niño un poco más travieso, y hay que aguantar algo más, pero la familia que da el paso para acoger, sabe que son niños, y hay niños más cariñosos y otros más inquietos.

Aquí van a las piscinas municipales, hacen cursos de natación, ven el pueblo y aprenden muchísimo, y lo más fundamental es el tema sanitario, uno de los requisitos indispensables es el paso de los niños por un reconocimiento médico. Me atrevo a decir que “Vacaciones en Paz”, les ha salvado la vida a muchos niños, hay algunos que han venido con problemas de corazón y no lo sabían, en otros casos las familias españolas han descubierto que el niño se siente muy cansado, pero estos son problemas de desnutrición que se les quita en estos meses de verano, al empezar a tener alimentos completos que allí no tienen.

En los reconocimientos médicos el Servicio Andaluz colabora, cuando se pide cita en los centros médicos de los pueblos nunca hay ningún problema, y si son muchos niños los que tienen que acudir los organizan para que vayan en grupos. En cada pueblo puede haber de 7 a 14 niños, además en los centros médicos son muy amables con ellos. Los niños que vienen por primera vez a España, le recomendamos que se les haga un reconocimiento completo, extrayéndole también sangre, para analizarla, y a los que ya han venido, dejamos que el médico haga el reconocimiento según el criterio que él considere.

Algunos de ellos vienen con la vista un poco dañada, por el ambiente de allí, el polvo y las arenas, pero se les corrige, se les lleva al oculista y se les ponen gafas si es necesario. Las familias y asociaciones se responsabilizan de todo. En definitiva, esto es un proyecto que nos hace feliz a muchas personas.

 

¿Alrededor de cuántos niños se esperan que vengan este año?

Vamos a entregar a familias 150 niños, todavía nos falta por completar algunas familias, pero no va a haber ningún tipo de problemas porque la provincia de Huelva siempre se vuelca con los hermanos saharauis. En “Caravana” y en “Vacaciones en Paz”, a pesar de que somos en su conjunto la provincia más pequeña en cuanto a habitantes se refiere, estamos entre las cuatro primeras en el envío de ayuda humanitaria y en el envío de comidas. Huelva es muy solidaria y está demostrado. Hay unos veinte niños que salen por primera vez y vienen a Huelva, y tenemos que encontrar familias nuevas para ellos. Las familias repiten con los niños de acogidas años tras años, incluso cuando dejan de acoger al niño porque ya es grande, acogen a otro que viene por primera vez.

 

¿Cuántos años lleva el proyecto “Vacaciones en Paz”?

Este programa nació cuando se estableció el “alto el fuego”, que se les prometió el referéndum para que los saharauis decidieran su destino, pero ese referéndum aun no ha llegado. Nosotros damos conferencias y charlas en las universidades, y otros colectivos y entramos de fondo en el tema político, pero con la traída de estos niños mandamos a la gente mensajes de solidaridad con este pueblo.

La base de nuestro proyecto son las familias, ya que si no están no pueden venir los niños. Una vez que las familias se motivan con ellos, empiezan a integrase y a incorporarse en las asociaciones, colaboran en otras actividades. Esto es un proyecto maravilloso, es lo mejor que se pudo iniciar.

Cuando se llegó al plan de paz, y se les prometió el referéndum, en el año 92, empezaron ya a venir niños. A final de junio empiezan a venir, y es todo un espectáculo. Las familias van a recoger a los saharauis al punto donde están, los coordinadores de los pueblos lo trasladan a otros pueblos, es un proyecto que deja mucha huella y marca mucho como experiencia.  

Siempre hay familias españolas que cuando se ponen en marcha vuelos hacia los campamentos donde se encuentra los niños que han tenido en acogida durante meses, no dudan en cogerlos e ir a visitarlos a los campamentos.

¿Cómo pueden contactar las personas que estén interesadas en la acogida de estos niños?

Pueden acudir a todos los ayuntamientos y al área de las consejerías de asuntos sociales, que tienen nuestros teléfonos y podrán facilitárselos a las personas que estén interesadas.

¿Contáis con distintas instituciones y entidades para colaborar con los distintos proyectos que lleváis a cabo?

Es un proyecto costoso, la Diputación de Huelva nos ha dado una ayuda, pero se necesita mucho para los vuelos desde Argelia hasta aquí, y esta ayuda se la reconocemos a la Diputación, a través del área de cooperación. También hay municipios que colaboran, que aportan la parte correspondiente para completar los trámites del traslado de los niños.

Asimismo, hay que hacer frente a los gastos de las empresas de los autobuses que va a Málaga a por lo niños y a llevarlos en su retorno.

Durante la estancia de los niños en España también aprovechamos para hacer una manifestación, porque ellos son los embajadores de sus pueblos y de su causa, son niños, refugiados políticos, que están viviendo el exilio sin quererlo. Este año la segunda semana de julio vamos a una gran manifestación,  todas las provincias de Andalucía, y vamos todos a Sevilla, nosotros, los niños, las familias…

Los autobuses que nos llevan hasta Sevilla, también hay que hacerse cargo de ellos, y la empresa tiene que pagarles a sus chóferes. Eso es así, si no hay dinero no hay nada, hasta la solidaridad depende del dinero. Pero hay muchos ayuntamientos que han aportado mucho, tanto en el proyecto de “Caravana” como en el de “Vacaciones”, esto es un balón de oxígeno también para las familias, ya que la gran mayoría son personas trabajadoras.

Con la edad y los años que llevo aquí me cuesta mucho pensar en dejarlo y descansar un poco, cuando llega la hora de la verdad me es imposible. Ahora he estado 22 días en los campamentos y he repuesto la gasolina, por lo cual, mientras que tenga fuerza no voy a dejar esto.

Damos muchas charlas de motivación, de sensibilización, tenemos exposiciones de las situaciones en los campamentos, que la montamos en las salas de exposiciones de aquellos ayuntamientos que se ponen en contacto con nosotros y la gente pregunta todas las dudas que tienen acerca de esto.

Hay una exposición muy interesante que tenemos ahora que se basa en la formación del gobierno en el exilio, en el área de salud, de cooperación, en el de la mujer, en “Vacaciones”, en el área social, y se dan explicaciones de la composición del gobierno, y cada área de trabajo y de ministerio.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: