Junta regula la recogida de setas para autoconsumo y permite recolectar tres kilos por persona y día

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Huelva ha emitido una resolución para la regulación de la recogida de setas en los terrenos forestales de la provincia de Huelva. Así, la administración da luz verde a la recolección para autoconsumo sin autorización de la misma siempre que se cumplan con los condicionantes establecidos por los técnicos e incluidos en la propia resolución: en concreto, permite recolectar tres kilos por persona y día.

La Delegación ha hecho pública una relación de once requisitos en su facultad de autorizar los aprovechamientos de especies silvestres en el espacio forestal, ha informado la Junta en una nota.

«Por una parte, normalizamos una práctica que está consolidada como tradición y que supone una alternativa de ocio. Y por otra, damos seguridad y garantías a un sector que puede llegar a ser una importante fuente de riqueza con potenciales puestos de trabajos legales y regulados», ha declarado el delegado de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Álvaro Burgos.

La Junta, no obstante, trabaja en el decreto que desarrolle toda una normativa destinada a regular la recolección profesional y el aprovechamiento de las setas silvestres en la Comunidad Autónoma de Andalucía, enmarcado en el Plan de Conservación y Uso Sostenible de las Setas y Trufas.

La resolución firmada por el propio delegado territorial exime de pedir autorización a los recolectores que no sobrepasen los tres kilogramos de setas por persona y día. Además, prohíbe el empleo de herramientas que puedan producir daños en el micelio de los hongos y en el terreno, la recogida de setas inmaduras, la práctica durante las horas sin luz natural y la circulación de vehículos campo a través que perturbe la fauna con ruidos, al margen de abandonar residuos en el monte.

Por otro lado, el texto que regula en Huelva la actividad para pequeñas cantidades obliga a utilizar cestas y elementos de transportes que permitan la aireación.

En cuanto a los espacios de recogida, los montes públicos de la Junta de Andalucía están abiertos a la recolección gratuita, salvo cuando haya restricciones por actividad cinegética o trabajos de mantenimiento y gestión. Los ayuntamientos tienen disposiciones municipales en las fincas de su titularidad y, con seguridad, en los terrenos privados se debe contar con las autorizaciones de los propietarios y las condiciones en los espacios protegidos las establecen sus propias normativas.

Las excepciones en esta lista son las superficies que cuenten con aprovechamientos específicos concedidos por la Junta de Andalucía para coger setas y trufas con vistas al mercado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: