El Hospital Juan Ramón Jiménez invierte cerca de 600.000 euros en la remodelación de sus instalaciones y mejora de la corfortabilidad , en el periodo estival

Entre las actuaciones destacan la renovación del Bloque Quirúrgico y diversas áreas de Hospitalización, avanzando en la comodidad, intimidad y seguridad de los pacientes

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez ha invertido cerca de 600.000 euros en remodelación de espacios y actuaciones de mejora durante el período estival, de manera progresiva, para compatibilizarlas con el desarrollo de la actividad asistencial. El objetivo es la renovación y modernización de sus instalaciones, así como la incorporación de nuevas prestaciones, avanzando en la confortabilidad, la intimidad y la seguridad de los pacientes en el centro hospitalario, en el marco de sus estrategias de humanización y de seguridad en las que viene trabajando.

Así, en el Bloque Quirúrgico, se ha procedido a la renovación de las instalaciones centrándose fundamentalmente en 8 de los quirófanos del centro. Se han acometido en dos fases comenzando por los ubicados en la tercera planta y, a continuación, los de la segunda,  encontrándose ya a pleno rendimiento.

En concreto, se han sustituido los revestimientos en parámetros verticales y horizontales con materiales de PVC de alta resistencia en quirófanos y zonas de limpio, se han cambiado las luminarias por pantallas estancas sala limpia, se han pintado los techos y se han realizado saneamientos de albañilería, carpintería, electricidad, fontanería y pintura de toda el área. Estas mejoras suponen un refuerzo de la seguridad en el área quirúrgica, habiéndose aprovechado además para iniciar un nuevo circuito de excelencia de calidad en el bloque quirúrgico, con una serie de medidas que modificarán la circulación de profesionales y pacientes, entre otros.

Por otro lado, se ha habilitado una nueva sala de información a los familiares de los pacientes intervenidos en el bloque quirúrgico de la tercera planta, ahondando en la humanización. Y se están instalando asimismo sistemas de almacenaje con lectura semiautomática Kanban en ambas plantas de quirófano para el suministro de material sanitario y no sanitario,  optimizando el stockage y la gestión de pedidos.

Con la finalidad de seguir avanzando en la línea de seguridad del paciente, el centro ha proseguido con la colocación de puertas correderas automáticas con clave de acceso para profesionales, para evitar al máximo el acceso a zonas restringidas de especial sensibilidad y limitar asimismo la circulación de personas ajenas a los profesionales en las plantas de hospitalización fuera del horario de visitas. En este sentido, se han colocado cinco nuevas puertas, dos en los accesos a los Bloques Quirúrgicos y, el resto, en Observación Sillones de Urgencias, en el pasillo entre Urgencias y Radiodiagnóstico y otra más en el paso de Hospital de Día hacia el ‘patio de los potos’.

Mejoras en Hospitalización

Asimismo, se han realizado progresivamente diversas actuaciones de reparación y mejora en las Unidades de Hospitalización, necesarias para el mantenimiento de las instalaciones dado su uso continuado y favorecer así el confort de los pacientes hospitalizados. En concreto, en las Unidades 2.2 (Traumatología) y 3.4 (Otorrino y Vascular) han sido sustituidos los cuadros de alarma de gases medicinales, los cabeceros de las camas y el PVC de las puertas de las habitaciones y se ha procedido también a la pintura general de la planta, colocación de nuevas protecciones contragolpes, repasos de albañilería, carpintería, electricidad, mecánica y fontanería.

En la Unidad 2.2 se ha sustituido además  el sistema de llamada desde las habitaciones del paciente al control de enfermería por otro con mejores prestaciones, que permite una comunicación bidireccional paciente/enfermera, facilita la llamada en personas con movilidad reducida e incorpora una señalización luminosa en la puerta de la habitación, entre otras. Este sistema alcanza ya a la mayoría de las Unidades de los hospitales Juan Ramón Jiménez y Vázquez Díaz, ya que se ha venido implantando progresivamente cada verano.

En Pediatría, junto a las intervenciones de reparación y mejora descritas en las Unidades de Hospitalización, se ha aprovechado para la colocación de cabeceros en las camas con motivos infantiles y reformar los cuartos de baño. Por otra parte, en la Unidad de Onco-Hematología, se han adaptado dos nuevas habitaciones para pacientes hematológicos con inmunodepresión que requieren aislamiento protector o inverso, así como para los trasplantes autólogos de médula ósea. Con ello, suman ya cinco las habitaciones disponibles en la Unidad con estas características.

Otras adecuaciones de espacios

A las mejoras incorporadas en el Bloque Quirúrgico y en Hospitalización, que se encuentran a pleno funcionamiento, es necesario añadir una numerosa lista de reformas, entre las que se encuentran la ampliación de la sala de espera y nuevos vestuarios de pacientes en Hemodiálisis; y el cambio de ubicación del servicio de Endocrinología y Nutrición, que ha pasado ya a la planta baja y cuenta con dos módulos de nueva creación en Consultas Externas.

Por otro lado, se avanza en la ejecución de la nueva ubicación de la fundación de investigación FABIS en dependencias anexas y en la redistribución de los espacios en la cuarta planta para albergar próximamente el servicio de Neurofisiología Clínica. También se continúa con la readaptación de algunas áreas del servicio de Urgencias para ampliar la atención a la emergencia y mejorar la Admisión y el Triaje. Finalmente, se está actuando en varias dependencias del Hospital Vázquez Díaz, prosiguiendo con la modernización de este centro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: