Comienza un nuevo plan de fumigación para los árboles de Palos de la Frontera

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Palos de la Frontera (Huelva) ha puesto en marcha un nuevo plan de fumigación con el objetivo de prevenir la propagación de insectos como el picudo rojo o la oruga procesionaria.

Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, durante todo este mes, operarios del servicio municipal de jardinería aplicaran a modo de prevención un tratamiento fitosanitario compuesto por agua e insecticida a todas las palmeras del municipio.

Así, con la ayuda de un camión grúa y un sistema de bombeo, el jardinero aplicará el producto de manera directa sobre la copa del árbol y rebosando por todo el tronco, protegiendo de esta forma la palmera.

La campaña de prevención mediante fumigaciones se realiza una vez finalizado el verano, con la llegada de las temperaturas suaves. Ya que con el frío ralentiza la actividad del picudo y es más fácil poder controlar a este animal que puede acabar fácilmente con la palmera. Si no se realizan este tipo de actuaciones los daños producidos por el insecto destruye a los ejemplares por completo, siendo entonces el único tratamiento para estos su arranque y destrucción por trituración.

De este modo, para impedir la proliferación de esta plaga, el Ayuntamiento de Palos procede periódicamente al tratamiento de los más de 700 ejemplares de palmera existentes en el municipio, buena muestra son las del paseo peatonal que une Palos con La Rábida. Además, hay que sumar las labores de poda llevadas a cabo por profesionales, cuidándose y atendiéndose las necesidades de cada ejemplar.

El alcalde de Palos de la Frontera, Carmelo Romero (PP), ha destacado el compromiso de su equipo de gobierno con el cuidado y respeto por el medio ambiente. «Desde el Ayuntamiento de Palos se llevan a cabo diferentes programas como ‘Planta tu árbol’, ‘Una Árbol cada día’ o ‘Un nacimiento, un árbol’ que buscan concienciar a la población sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, obteniéndose un Palos más verde y bello», ha añadido el primer edil.

En los próximos días, esta labores se extenderán para combatir la oruga procesionaria que ataca de manera directa a los pinos. Esta especie puede ocasionar serios problemas a las zonas de pinares, como la defoliación de los ejemplares afectos . Un daño que generalmente no mata al árbol, pero si lo puede debilitar en gran medida facilitando así el ataque por parte de otros enemigos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: