Andalucía cuenta con 479 plazas en las 23 comunidades terapéuticas para personas con problemas de adicciones

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, visita el centro de Almonte, gestionado por la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia

 Andalucía cuenta con 479 plazas en las 23 comunidades terapéuticas de la Red Pública de Atención para personas con problemas de adicciones. Así lo ha señalado la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, durante su visita al centro de Almonte (Huelva), uno de los seis gestionados por la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA).

Ruiz ha destacado que en las comunidades terapéuticas “se oferta un tratamiento integral (médico, psicológico, socioeducativo, etc.), prestando servicios de desintoxicación, deshabituación y rehabilitación de conductas adictivas y tratamiento de las patologías orgánicas y psiquiátricas asociadas”. Además, se desarrollan actividades psicológicas, sanitarias, educativas, de tiempo libre y de incorporación social, así como formación básica de educación de personas adultas, asesoramiento en problemas jurídico-penales, educación para la salud, etc.

“En las comunidades terapéuticas se atienden a hombres y mujeres con cualquier tipo de adicción, así como a personas con necesidades especiales: menores, parejas, embarazadas y madres con sus hijos e hijas menores de tres años, personas derivadas de Instituciones Penitenciarias y personas con órdenes judiciales de ingreso en comunidad terapéutica. El programa terapéutico y las distintas actividades, que se llevan a cabo en los centros, se adaptan a las necesidades especiales de estas personas, ha informado la consejera.

A lo largo de 2018 se atendieron en las 6 comunidades terapéuticas gestionadas por la ASSDA a 807 personas, de las cuales 709 (88%) son hombres y 98 son mujeres (12%). La ocupación media fue de un 85,11%.

La adicción que motiva el tratamiento fundamentalmente son los opiáceos, con un 34%. El tiempo medio de estancia de las personas que finalizan el proceso con alta terapéutica está en torno a los 6 meses.

Comunidad terapéutica de Almonte

El centro visitado hoy por Rocío Ruiz cuenta con 46 plazas y dispone de un equipo técnico formado por 22 profesionales, entre psicólogas, médicas, enfermeras, trabajadoras sociales, monitores y admninistrativas.

El Centro fue inaugurado en el año 1998 por lo que cuenta con 21 años de historia. Durante 2018, se han atendido 121 personas, de las cuales 80 son hombres y 41 mujeres.

La consejera ha destacado que “en Andalucía, además del Programa de Intervención general, se llevan a cabo una serie de programas específicos atendiendo a los perfiles y a las situaciones especiales de las personas usuarias: madres con hijos e hijas menores de tres años, embarazadas, y menores”. Las personas atendidas en estos programas solo lo son en las comunidades de Almonte y Mijas.

“En general, las mujeres con problemas de adicciones, sufren un mayor rechazo social y una estigmatización que las pone en una situación de riesgo de exclusión social sólo por el hecho de ser mujer. La invisibilidad y el silencio de ellas mismas y las familias hacen que se retrase la iniciativa para iniciar tratamiento. Esto supone un mayor deterioro físico y mental cuando ingresan en las comunidades terapéuticas”, ha resaltado Ruiz.

Estas evidencias reflejan la necesidad de adoptar un enfoque de género en la atención a mujeres con problemas de adicciones por lo que se debe prestar especial atención a la detección y el tratamiento precoz de los patrones adictivos, psicopatología comórbida y experiencias traumáticas más prevalentes, desarrollando intervenciones psicosociales y familiares para superar las barreras económicas, estigma y presión social que limitan el acceso y la adherencia al tratamiento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: